EnglishGermanItalianJapanesePortugueseSpanishChinese (T)

Inicio Institución Antecedentes
PDF Imprimir E-mail

Add this to your website

 

Antecedentes

 

En el Ministerio de Economía, funciona desde el año 2002 la Dirección de Fomento a las Exportaciones (FOEX), creada inicialmente para apoyar proyectos exportadores de la Pequeña y Mediana Empresa (PYME).

Su financiamiento era proveniente de Organismos Internacionales, entre ellos: Banco Mundial, USAID, UE y BCIE.

A partir de octubre del 2006, se fortalece el FOEX y se crea el Fondo de Desarrollo Productivo (FONDEPRO), ampliando el ámbito de acción. Para ello se incorporan líneas específicas de atención a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (MIPYME), entre ellas: el fomento a la calidad y productividad, innovación y desarrollo tecnológico y desarrollo de franquicias, con el fin de brindar apoyo integral a las necesidades competitivas de la MIPYME y contribuir así, con el desarrollo económico de las empresas de menor tamaño y del país.

A partir de junio del 2010, las nuevas autoridades del Ministerio decidieron institucionalizar el modelo del Fondo (FOEX-FONDEPRO), reforzándolo con recursos financieros por US$2 millones provenientes del Presupuesto General de la Nación.

En el 2011, se cuenta con una disponibilidad de fondos por US$4 millones, del Presupuesto General. El Fondo, se conoce oficialmente como FONDEPRO, mediante la Ley de Fomento a la producción impulsada por el MINEC.

El propósito principal de este Fondo, es contribuir al fortalecimiento de la competitividad de la mipyme; para alcanzarlo es necesario coinvertir de forma conjunta gobierno y empresa privada en iniciativas detonantes para la economía del país, posicionado estas iniciativas en el mercado partiendo del desarrollo local, regional y luego extendiéndose al mercado internacional.

En el 2014 y 2015 cuentan con recursos disponibles entre fondos GOES y BID.

A la fecha, se ha apoyado a más de 1,000 empresas ubicadas en diferentes puntos geográficos del país, otorgándose cofinanciamiento no reembolsable por más de US$18 millones. El apoyo se ha orientado a diferentes sectores económicos; entre ellos, industria, agroindustria, servicios. Los temas atendidos son los de prospección, penetración y consolidación de mercados externos –que incluye la participación en ferias y misiones comerciales–, estudios de mercados, adopción de tecnología para semiautomatizar o automatizar procesos productivos, saltos tecnológicos, diagnósticos en temas de calidad, implementaciones, certificaciones, producción más limpia, eficiencia energética, entre otros.